De trato afable, Francisco Melero García (Paco Melero) es uno de los arqueólogos malagueños más respetados. Fundador de la empresa de trabajos arqueológicos Aratispi Patrimonio S.L., a lo largo de su vida ha participado en numerosas intervenciones arqueológicas tan importantes como las de la necrópolis de Cartamón, en Cártama, la de la Villa de la Estación, en Antequera o incluso Medina Azahara, en Córdoba.

Actualmente dirige las excavaciones de la Plaza de la Constitución en Cártama, pueblo que, afortunadamente, está haciendo una apuesta definitiva por su historia y su Patrimonio.

Estas excavaciones en el centro del municipio han dejado a la luz importantes restos arqueológicos que podremos disfrutar en nuestra próxima ArqueoRuta. Para nosotros es todo un honor contar ese día con la compañía de Paco, dedicándonos parte de su tiempo y concediéndonos esta pequeña entrevista:

1. ¿En qué consisten, qué cronología abarcan y por qué son tan importantes los restos encontrados en Cártama? ¿Desde cuándo se conoce su existencia?

Pues se trata de una muestra muy completa del Centro Histórico de Cártama a través de sus vestigios arqueológicos. Probablemente es el único lugar del país donde en un mismo espacio podemos ver construcciones de todas las épocas históricas que van desde el siglo VIII a. C. hasta nuestros días. No quiere decir que ello no exista en otros muchos enclaves históricos, pero en Cártama lo podemos ver sin movernos del sitio.

La secuencia se inicia una cabaña del poblado del Bronce Final-Hierro Antiguo, sobre la que se superponen restos de la habitación de una casa ibera de los siglos VI-V a. C. La época ibera cuenta con un segundo momento consistente en el levantamiento de una muralla de época bárquida -siglo III a. C.- con un sistema constructivo de sillería, que probablemente delimitó la acrópolis de la ciudad.

Ya de época romana, en el solar se exhibe parte de lo que fue la basílica del foro de Cartima, recientemente restaurada, de la que se puede ver su cabecera en ábside a modo de tribuna y parte del salón principal del edificio, todo con un excelente pavimento de losas de mármol. Junto a la basílica encontramos una construcción de época bizantino-visigoda, alzada con piezas de sillería reaprovechadas de las antiguas ruinas romanas. La visita se completa con la fortaleza medieval, accediendo al interior de una torre nazarí que sirvió como depósito de agua, y finalmente subiendo al recinto alto del castillo, donde estuvo la residencia del sahib.

Aunque el riguroso trabajo de investigación que se viene realizando en los últimos años está permitiendo descubrir muchos aspectos del enclave histórico, quizás, el principal interés de Cártama se encuentra en que es uno de los mejores ejemplos de lo que conocemos como “ciudades superpuestas”; es decir, la importancia del lugar ha permitido que se suceda un núcleo urbano tras otro sin solución de continuidad desde el siglo VIII a. C. hasta la actualidad.

La historiografía nos indica que el estudio arqueológico de Cártama se viene produciendo desde los inicios de la época moderna, ya que durante la construcción de las primeras casas de la Cártama actual debieron aparecer epígrafes y esculturas romanas. Tal debía ser el interés que suscitaban ya estos hallazgos, que el propio rey Fernando VI instó a realizar excavaciones arqueológicas en 1747, apenas ocho años después de que se iniciaran en Pompeya; constituyendo la primera en la provincia. Desde entonces los descubrimientos de Cártama no han parado de producirse, repartiéndose por todo el país piezas de carácter monumental, como el mosaico de los trabajos de Hércules, que sirvió de pavimento al Museo Loringiano de la Finca de la Concepción, la cabeza de Ceres que se encuentra hoy en Corella (Navarra), o parte de las principales piezas del futuro Museo Provincial Málaga, entre las que destaca el conjunto escultórico de las “Matronas Sedentes” o el mosaico romano del “Nacimiento de Venus”.

Lo que veremos en la visita al Centro Histórico de Cártama es el fruto de los trabajos que se vienen realizando ya en la actualidad, desde que se iniciaron las primeras excavaciones arqueológicas recientes en 2005.

2. ¿Qué papel jugó Cártama en la antigüedad malagueña?

La importancia de Cártama radica en su emplazamiento estratégico. Sabemos que la principal ruta de comunicación desde la Antigüedad entre la costa y el interior de la provincia discurrió por el río Guadalhorce. Cártama se dispuso entre la bahía de Málaga y el valle del Guadalhorce, con diferentes roles que hay que ir desvelando. De partida, su riqueza se debió en buena parte a la fiscalización impuesta de todos los productos que iban al puerto de Málaga y debían pasar previamente por aquí; aunque el debate científico actual se centra hacia una serie de planteamientos.

En primer lugar, su territorio pudo abarcar hasta la costa, debiendo ser sus pobladores los que autorizaron la instalación inicial de los colonos fenicios. Posteriormente, con el arraigo de éstos en el territorio, puede que Cártama acabara convirtiéndose en una Ciudad Estado Ibera aliada y protectora de los fenicios de Malaka frente a sus hermanos iberos del interior. Al menos eso parecen indicar hallazgos singulares como el alto número de monedas cartaginesas encontradas en el territorio, los ajuares guerreros de las necrópolis o los varios arrasamientos de la ciudad que se detectan en las excavaciones.

3. ¿Conocemos el nombre de algún personaje destacado de su pasado?

Sí. Las fuentes históricas nos aportan muchos nombres, tanto de las familias romanas de la élite cartimitana, como de las árabes yundíes que se instalaron con la conquista islámica, siendo Cártama uno de los territorios que mejor conocemos al respecto durante el emirato. Yo resaltaría a Iunia Rústica, por ser un ejemplo de la importancia que ciertas mujeres alcanzaron en época romana. El epígrafe romano que habla de ella, y que veremos en el futuro Museo Provincial de Málaga, alude a que fue sacerdotisa perpetua de la ciudad de Cartima, y que con su propio dinero pagó la restauración de los pórticos del foro de la ciudad y cedió el terreno para la construcción de los baños públicos, las termas.

4. ¿Dónde y cuándo podremos ver expuesto el material recuperado en las excavaciones arqueológicas?

Ello lo podremos ver en el futuro Museo Arqueológico de Cártama, que se ubicará en las proximidades del yacimiento, y en cuyo proyecto se encuentra actualmente embarcado el Ayuntamiento de la localidad, mediante su redacción y tramitación con la Junta de Andalucía, por un lado, y con la restauración de numerosas piezas que se exhibirán, por otro. Entre estas piezas es de destacar, entre otras, la principal colección de cerámica ática griega que se existe actualmente en la provincia.

5. ¿Algún comentario que quieras añadir?

Pues nada más. Sólo esperar que os guste la visita. Junto a las construcciones arqueológicas podremos ver y tocar también cerámicas de todos los periodos históricos, pudiendo apreciar con ello su evolución; algo muy didáctico y que gusta mucho al visitante.

Muchísimas gracias, Paco, por tu colaboración desinteresada y tu trabajo incansable de divulgación del patrimonio cartameño.